La CASAMANCE: una realidad más allá de las noticias… Nuestra Filosofía / Turismo / Turismo responsable / Viajes

la CasamanceEs bastante común que los Ministerios de Asuntos Exteriores de países occidentales desaconsejen a sus compatriotas viajar a la Casamance por motivos de seguridad. Para el que no lo sepa, la Casamance está situada en el sur de Senegal, aislada del norte del país por la república de Gambia, antigua colonia británica. En 1982 surgió un movimiento independentista que reclamaba la separación de esta región sur del resto del país. Los líderes de aquella insurrección defendían la idea de que la Casamance no forma parte de Senegal. Hoy, 28 años después, el problema de la Casamance sigue suscitando debates y la imagen de este territorio está manchada por noticias alarmantes y erróneas, etiquetando la región como una zona en plena guerra. La realidad es que los pocos casos de enfrentamiento entre el ejército nacional y las bandas armadas están bastante concentrados hoy en día en el extremo noroeste de la región, cerca de la frontera con Gambia. Yo, que soy de la Casamance, no trato de negar u ocultar cierta evidencia con este artículo, sino más bien quiero matizar que la  información que llega a Europa está muchas veces desvirtuada, transmitida desde fuera de la Casamance y sin mucho conocimiento de causa. Y el problema es que, más que afectar, tiende a paralizar la actividad económica de la región, sobre todo la turística, que además depende de mercados emisores europeos como Francia y España.

Últimamente estamos viviendo el desarrollo de las revueltas en los países del Magreb, algo que está propiciando que otros destinos competidores del Mediterráneo y, en particular, Canarias, se aprovechen a nivel turístico de las consecuencias de esos acontecimientos. Alguien tiene que recibir a los miles de turistas que se han quedado sin sus vacaciones ya programadas en Egipto y Túnez, ¿no? Incluso, yo no descartaría que se intentara seguir vendiendo una mala imagen del Magreb, con el objetivo de aprovechar la situación. ¿Existe algún paralelismo con lo vivido en la Casamance? Lo más probable es que hayan habido políticas similares sin mucho éxito en el pasado, por parte de destinos competidores, hasta incluso dentro de Senegal, para quitarle cuota de mercado a la Casamance. El fracaso de tales tentativas de desestabilización de la actividad turística de la Casamance se explica por el hecho de que el principal canal de comunicación a favor del turismo en la región es el “boca a oreja”… y en eso poco pueden hacer.

El nivel de recomendación y de repetición es tan alto que, a pesar de las noticias alarmantes difundidas por los medios de comunicación, la Casamance es el segundo destino turístico de Senegal. Lo cual significa que la información que se da en el exterior sobre la región suele ser bastante errónea… y a veces con mucha subjetividad. A pesar de todo, la Casamance sigue conservando su encanto. Es el único territorio  que dispone de la totalidad de los productos turísticos ofrecidos por el país. Tierra de convivencia entre distintos grupos étnicos y religiosos, la Casamance se ha convertido en un destino turístico que no deja indiferente al visitante.  Su gente, su cultura, sus costumbres, sus aldeas, sus islas, su clima, su vegetación o sus playas enamoran y enganchan al turista desde el primer contacto. Y por si fuera poco, la hospitalidad entre el pueblo de la Casamance forma parte de su cultura, con una herencia que se resume en el siguiente dicho: “En casa del diola (grupo étnico mayoritario en la Casamance), el extranjero es rey”. Yo, que soy Diola, lo suscribo y te invito a vivirlo en primera persona.

Donat Tendeng es nativo de la Casamance y, en la actualidad, reside en Tenerife (Islas Canarias), donde estudia un máster de Dirección y Planificación Estratégica del Turismo, becado por el Gobierno de Canarias.


Opiniones

  1. Me parece de una irresponsabilidad, que el Ministerio de Asuntos Exteriores, cree una alarma innecesaria a posibles turistas en regiones de África, de no ser que realmente exista un peligro inminente, y no entiendo porque no avisó a los turistas que estaban en Egipto de lo que iba a pasar.

    Cabe pensar que por esa misma razón ningún turista y no digamos viajero, deberían haber venido durante al menos 30 años al norte de España, en concreto, y al resto por proximidad. Al parecer no ha sido así, y los Ministerios de Asuntos Exteriores del resto de los países no lo han considerado peligroso, gracias a ello muchos turistas y viajeros han podido disfrutar de mi país. En el mundo no hay un solo lugar seguro, visité la maravillosa Casamance hace dos años, he de decir que es un sitio para recomendar, por su seguridad sus paisajes y el trato amable de sus gentes.

    Hace algunos años que viajo a África y puedo asegurar que me he sentido más segura que en muchos sitios de España, siempre hay que tener presente unas series de conductas y normas pero en África o en España.

  2. Rafael Paredes Gil Says: marzo 17, 2011 at 3:03 pm

    El artículo de Donat nos invita a reflexionar sobre Casamance, un hermoso y fértil territorio al sur de Senegal del que, como el autor nos señala, usualmente se hace referencia a acontecimientos que no forman parte de su realidad cotidiana. Comparto su apreciación sobre el peso de la competencia interna en la generación de esa falsa imagen y lo que conlleva esta manipulación de la realidad en los mercados emisores europeos. Sin embargo, no es menos cierto que otros factores, como especialmente las carencias de ciertas infraestructuras y servicios, en gran medida están incidiendo en mermar las evidentes potencialidades del sector en la región. Por citar sólo un ejemplo, aquellos que hayan tenido la experiencia de viajar por tierra desde Dakar a Casamance, con el trasbordo y los pasos fronterizos de Gambia, han experimentado plenamente el tipo de carencias a las que me refiero, que no resultan adecuadamente compensadas con el servicio de trasporte marítimo existente. Resulta evidente el agravio comparativo de esta situación de Casamance con la de otros destinos del país con los que compite, como las regiones de Dakar o St. Louis, pero también es posible que esta situación haya contribuido a preservar en Casamance una esencia y autenticidad que, lamentablemente, se está perdiendo en esos otros destinos. Quizás, más allá de las infraestructuras, la esperanza de Casamance reside en sus gentes, en ese especial sentido de la hospitalidad, en el compromiso que han adquirido con su tierra algunas personas concretas que, como el autor de este artículo, han luchado por el privilegio de culminar su etapa de formación en Europa, una experiencia que su mente analiza desde la perspectiva de unos ojos que siempre miran hacia su tierra y un corazón que ansía el regreso. Ojalá su visión y los conocimientos adquiridos les sirvan para compatibilizar el desarrollo de algunas infraestructuras y servicios que les son necesarios, con el mantenimiento de esa esencia que les identifica.

  3. Andreu Mitjans Archs Says: marzo 18, 2011 at 8:42 pm

    Estoy de acuerdo con el articulo de Donat Tendeng. Es cierto que no hay ningún lugar del mundo que sea completamente seguro y creo que la región de la Casamance no és una región más inestable que cualquier región europea. En las ocasiones que he viajado por Senegal me he sentido en general muy bien acogido, principalmente por la gente de la Casamance. Claro que siempre hay alguien que trata de aprovecharse del viajero europeo, pero ¿hay algún lugar donde eso no ocurra?. El turismo responsable tendria que ser uno de los motores económicos de ésta región i mantener la autenticidad que quiere encontrar el viajero/turista que busca esta opción. Claro que ésto puede ser una opinión un tanto egoista.

  4. El año pasado viajamos a Senegal y a la Casamance y pudimos comprobar de primera mano todo el potencial de la región para convertir al turismo en un motor de desarrollo para sus gentes. Pudimos comprobar de primera mano también que los motivos que propiciaron la guerra civil durante los 90 principalmente están olvidados para la mayor parte de la población.

    Con un poco de cuidado y precaución de pasar por las zonas donde algunos grupos de bandidos se aprovechan de la situación de indefinición, la Casamance es un lugar maravilloso para vivir en persona todo lo mejor que tiene por ofrecer un continente como África. Bien es cierto que el aislamiento que ha sufrico puede que haya ayudado a la conservación de su autenticidad y que el transporte por carretera desde Dakar no sea precisamente muy cómodo que digamos (puedo dar buena fe de ello…)

    En cualquier caso, gracias a nuestro viaje conocimos a Donat y nuestra visión común sobre lo que debe ser el desarrollo turístico de la región nos ha llevado a abrirle las puertas de Ecotumismo para que exprese lo que consideramos que es real. Le pese a quién le pese, los atractivos naturales, su cercanía a Europa y la hospitalidad de los diolas convierten a la Casamance en un destino casi de obligada visita para todos los que sentimos esa atracción difícilmente descriptible por África.

  5. hace 3 años estuvimos en Senegal. era la 2ª vez que visitabamos este país, y seguro que no será la última.tuvimos la suerte de contactar y programar el viaje, directamente con un joven senegalés, sin pasar por agencias europeas, cadenas de hoteles occidentales, multinacionales etc..Queríamos conocer el país, pero también a su gente, su cultura, sus tradiciones… Un viaje inolvidable, en el que también tuvimos la suerte de conocer a Donat y con el que pudimos compartir unos días llenos de emociones de las que no se olvidan.Desde Dakar fuimos atravesando el país hacia Tambacunda,el precioso parqe nacional de Kiolokobo,kedougou,Iwol, Dindifelo,kolda,…y llegamos a la Casamance,un regalo para los sentidos, su luz, su tranquilidad,los paseos en piragua para observar los pájaros, los paseos al atardecer por playas virgenes, con vacas descansando a la orilla del mar y los niños y jóvenes jugando en la playa. el bullicio de Ziguinchor con sus preciosas puestas de sol desde el rio casamance.el precioso viaje en barco desde Ziguinchor a Dakar.También habíamos oido decir desde españa, que había problemas de seguridad en la zona de Casamance, pero en absoluto nos dio esta sensación. De las gentes de allá, solo recibímos amabilidad y hospitalidad.En las recomendaciones actuales del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, se sigue desaconsejando viajar a la región de Casamance, por atentados, enfrentamientos armados, asaltos…Creo recordar que eran las mismas palabras que ya ponían hace tres años, sin variar ni un punto ni una coma. A mi entender y por mi experiencia, se trata de recomendaciones exageradas y sin fundamento. Ya sabemos que hoy en día pueden pasar cosas en cualquier lugar del mundo, pero en la Casamance, me sentí mucho más segura que en muchos aeropuertos o ciudades de Europa, y es un viaje que recomiendo tanto a los que ya aman Africa, como a los que todavía no la conocen.

  6. Mi nombre es Isaïe Senghor (Isaías en Esapñol). Yo soy diola y de Casamance como Donat Tendeng; amigo de la Uní del primer año hasta la licenciatura en Filología Hispánica. Vivo en Madrid desde 2007 donde intento adquirir una experiencia para poder aplicarla en un futuro en mi tierra.
    Sólo quiero aportar mi granito de arena al tema.
    Os aseguro que viajar por Casamance, la región más tropical de Senegal os permite conocer la cultura Diola, de tradiciones animistas y de religión católica sobre todo en la parte suroeste o musulmana hacia el centro y el norte.
    Desde Dakar es más cómodo viajar en avión o en barco porque la carretera que une la capital al sur es caótica. En barco podréis disfrutar de una vista fantástica a las costas de Senegal y Gambia hasta llegar a Zinguinchor, capital de la región. Aquí el agua lo invade todo, descubriréis el delta del río Casamance navegando en cayuco por laberínticas rías y manglares para acceder a lugares de gran belleza y valor ecológico. La parte suroeste (Departamento de Oussouye) está repleta de bosques de ceibas e inmensos arrozales y os podéis bañar en las playas vírgenes de Diembering. También se puede disfrutar de Cap Skirring, la segunda región turística del país donde están las mejores playas del continente. En estas playas se puede disfrutar del sol, el mar cálido, y los asombrosos hoteles que se encuentran repartidos a lo largo de la costa de arena fina; sitios ideales para pasar unas relajantes vacaciones.
    Como ya lo han aclarado los demás, es verdad que hay un movimiento independentista en la Casamance al igual que en la mayoría de los países del continente. Sin embargo, la inestabilidad es esencialmente al norte del país, y lejos de las zonas más turísticas del sur.
    No es extraño leer u oír a gente desaconsejar el viaje a mi región pero, la pregunta que me hago yo es: ¿ lo que pasa en Casamance, acaso no ocurre en el norte de España y, en muchas zonas conocidas hoy como muy turísticas?
    Sólo basta hacerse este tipo de preguntas para estar de acuerdo con que la inestabilidad de Casamance no puede ser por tanto un obstáculo para todos aquellos que quieran visitar esta maravillosa región.
    He trabajado como guía turístico durante seis años en Senegal y, os aseguro que todos los turistas que han estado conmigo en Casamance siguen con un recuerdo maravilloso e indeleble de mi tierra y de su gente.
    En grosso modo, Casamance es un área donde encontrarse con la cultura local, para descubrir en directo los modos de vida y las inquietudes de sus habitantes en un ambiente de convivencia que es difícil de encontrar en otros lugares del país.

    Para más conocimientos sobre los diolas y su tradición, podéis visitar mi web: http://www.kadyaken.org

  7. De manera indiscutible, Casamance es una de las regiones mas bonitas y ricas culturalmente de Senegal y se divide en tres zonas diferentes: Baja Casamance que corresponde a la region administrativa de Ziguinchor, la capital del sur; Casamance del Norte o media, que ocupa parte septentrional y la Alta Casamance, que se extiende hasta el extremo oriental de la region. A través toda esta zona se puede visitar una naturaleza muy variada y gente con culturas diversificadas y acogedora.
    Hay agencias que pueden llevarles a todas estas zonas a través de circuitos interesantes hasta el senegal oriental(Tambacounda y Kedougou) donde podrian visitar a los pueblos Bedik y Bassari con las Cataratas de Dindefelo un lugar unico en Senegal asi como el parque Niokolo-koba.
    Para mas informacion visita nuestra agencia: http:/www.kathiabitour.com

  8. queremos vivir con nuestros hijos en senegal, casamance pero queremos saber :
    -cuanto necesita una persona para vivir bien en estas regiones??
    -hay posibilidades para gente de cataluña de encontrar algun medio de trabajo con un sueldo de minima supervivencia?
    -que servicios y o acciones se pueden hacer en estas zonas que sean necesarias para todos?
    -mis hijos podran ser escolarizados facilmente? ong..o otros?

  9. Madre mía Tendeng, que buen articulo has escrito sobre nuestra tierra y buen razón tienes!
    Ojala más gente tenga la oportunidad de pisar esas tierras y maravillarse.
    La Casamance es única. Hoy justo estuve leyendo un artículo en”Le Soleil. sn” sobre el rey de Oussouye Sibiloumbaye Diedhiou y la verdad es que me da ganas de ir y presenciar todos los eventos culturales que se nombran.
    Para mi la Casamance es la tierra de la alegría, de la diversión, de las voces.
    Andar por la calles de cualquier cuidad o pueblo de esa región te invita en hacerlo despacito ya que cada rincón, cada persona con quien te cruces que sea adulto o niño te transmite paz y belleza.
    Ojala dure.
    Besos gordos.
    Tida

  10. Hola Ana,

    ir a vivir allí no es un problema ya que la vida no es cara y montar un proyecto que saque a delante tampoco es complicado. pero mi duda es el tema de la educación de los niños, a no ser que me equivoque creo recordar que no hay una escuela tipo enseñanza europea o internacional en la región. Chicos por favor confirmadlo.
    Dependiendo la edad de los crios puede que sea un problema para el futa cuando quieran volver ellos para seguir su educación.
    Me informaré-

  11. Este artículo dice toda la verdad. Ningún lugar del mundo está exento de problemas, y por supuesto nunca puedes viajar a ninguna parte con la certeza, al 100%, de que nada malo te va a ocurrir. Pero yo he estado en numrosas aldeas de Casamance el año pasado sin ningún problema. Mi marido y yo nos quedamos enamorados de la amabilidad de la gente, de los paisajes y de la tolerancia que allí se respira. Se lo he recomendado a todo el mundo.

    Estuvimos a punto de ir en 2010, pero las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores nos atemorizaron. En 2011 decidimos pasar olímpicamente de ellas. Y el viaje fue maravilloso.

    Nos resultó curioso cómo, en la segunda parte del viaje que pasamos en Dakar, Saint Louis, etcétera, cuando les decías a los lugareños que habías estado en la Casamance se llevaban las manos ala cabeza: “pero si eso es muy peligroso”! Decían. Imagino que dentro del propio Senegal el gobierno se encarga de atemorizar al personal -recuerdo un tiempo en el que, en España, si ibas a Euskadi parecía que te iba a estallar una bomba, vamos…-

    En definitiva, una gente y una tierra maravillosa. Y, el viaje, más que recomendable

    😉

  12. Hola a todos,

    Mi nombre es Gemma, tengo 37 años y me estoy planteando la posibilidad de ir a vivir a la zona de Casamance, Diembering o quizá Ossouye.

    Acabo de regresar de esta zona y dentro de 2 mesos regresaré otra vez. Desde hace mucho tiempo estoy buscando unos valores morales que he encontrado allí. Me estoy planteando abrir algún tipo de negocio. En un principio me gustaría hacer algo comunitario, pero como no dispongo de capital tengo que pensar en abrir algún negocio que me genere ingresos para vivir y si todo va bien cuando ya este más instalada pensar en algún tipo de colaboración.

    Yo aquí en España he trabajado en construcción, interiorismo, construcción de muebles. Intenté estudiar y anunque aprendí mucho no me saqué la titulación. He trabajado muchos años como ayudante de un arquitecto y luego más tarde estuve dando clases, la verdad es que me iba bien pero acabé con una crisis de estrés. Actualmente vivo en una gran ciudad muy estresante y en una oficina con un salario mil eurista y con ganas de empezar de nuevo en algún sitio. Estoy esperando noticias de la Embajada de Senegal en Madrid y del Ministerio de trabajo de Senegal en Dakar. Me he planteado abrir un pequeño, bar u Hotel pero no lo tengo claro y pensando en mis propios recursos me he plaanteado abrir un taller dónde trabajar muebles, introducir nuevos conceptos en la región, y trabajar de momento con algún artesano de la zona, con intención de moverme por todo senegal para verderlos en hoteles, tiendas, …

    Actualmente ya he empezado a ahorrar, soy consciente de que tengo que ir con algo de capital, pero me gustaría saber como funciona el tema de aperturas de negocios, permisos,… y bueno ya que estoy,¿Qué os parece la idea?

  13. Hola, Gemma me parece muy buena idea, yo he estado 5 vecez en Casamance y es precioso y la gente super amable.Yo ya hace tiempo que me estoy planteando abir un pequeño negocio en la zona. No se si te puedo ayudar, pero yo conozco gente muy familiar del pais, que te podrian a compañar en la zona de casamance.

  14. Hola todos, he leído es estupendo blog por que estoy intentando de ayudar a unos amigos que acaban de irse a vivir a Ziguinchor, y buscando en Google os he encontrado.
    El motivo de mi búsqueda es buscar una vivienda para una pareja que por motivos de trabajo van a vivir unos años en la Casamance y no saben como localizar una vivienda de alquiler. Teniendo en cuenta que solo hablan español y no conocen a nadie en Senegal, se os ocurre alguna idea para localizar una casa en Ziguinchor en alquiler de larga duración.
    Os publico mi correo por si queréis enviarme la información por email. coneloy@gmail.com
    Un cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad