América latina pide la palabra para cambiar conscientemente hacia un TURISMO SOSTENIBLE Turismo / Turismo responsable / Turismo sostenible

turismo conscienteFinalizado el II Congreso Internacional de Ética y Turismo celebrado en Ecuador, en el marco del XX Congreso Interamericano de ministros y altas autoridades de Turismo de la Organización de Estado Americanos (OEA), parece sintomático hablar de confirmaciones más que de tendencias. En una cita monopolizada por autoridades y profesionales del continente americano, especialmente de Centro y Sudamérica, parece que el eje del turismo sostenible se asienta definitivamente por aquella latitud del planeta. La crisis azota en Europa y las prisas suelen ser malas consejeras para una adecuada planificación turística, viable económica, social y medioambientalmente a largo plazo. Lo miro con cierto aire de envidia sana y no sólo por la celebración de este II Congreso de Ética y Turismo en Ecuador. Los ejemplos se suceden sin solución de continuidad: el Congreso Internacional de Turismo Sostenible de Chile, el concurso de hoteles verdes de Argentina, el Plan Nacional de Turismo Sostenible 2009-2020 de Uruguay, el programa para la Sostenibilidad Turística en Costa Rica, el papel del turismo sostenible en Río+20 en Brasil… En un contexto marcado por grandes cambios económicos y sociales, la América latina pide la palabra para liderar la construcción participativa de un turismo diferente, ético, sostenible y responsable, no sólo con los recursos y los destinos, sino sobre todo con las personas, comunidades y pueblos que habitan en ellos.

Las comparaciones siempre son odiosas… pero en un momento de la historia de España en donde sólo se tienen en cuenta el cortoplacismo, las tijeras y los recortes, resulta frustrante que el progreso y las oportunidades se vuelvan a ligar al ladrillo y a la especulación urbanística. Como si de una novela negra se tratara, proyectos como EuroVegas, Barcelona World o Paramount Park se vuelven a erigir bajo las mismas premisas que han dilapidado otros tantos proyectos o destinos turísticos. Cifras astronómicas y rimbombantes que llenan titulares y convencen a muchos, pero que objetivamente no se sostienen. La pataleta de Barcelona World llega bajo el brazo con la promesa de crear unos 20.000 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, atrayendo a 10 millones de visitantes en sus seis hoteles con 12.000 habitaciones. Eso a pesar de que Port Aventura no es capaz de llenar sus 2.000 plazas actuales. Paramount Park en Murcia prevé atraer más de tres millones de visitantes al año y generar más de 22.600 puestos de trabajo.

eurovegas-madrid-catalunya

El macrodisparate de EuroVegas se lleva la palma. Con 40.000 empleados en todo el mundo, se plantea que Las Vegas Sand creará 260.000 puestos de trabajo sólo en España, la mayoría por tanto ligados a la construcción del complejo. Puestos de trabajo que, una vez finalizadas las obras, volverán a quedarse con una mano delante y otra detrás, a no ser claro que aparezca una nueva varita mágica urbanística. Aún no se ha puesto una sola piedra y la empresa Metrovacesa (participada al 96% por el Santander, Banesto, BBVA, Bankia, Sabadell y el Popular, los mismos bancos a los que Adelson pedirá dinero) ya se ha disparado en Bolsa antes incluso de confirmarse que el lugar elegido era Alcorcón. ¿Por qué? Las 2/3 partes de los propietarios de este suelo forman un grupo cuyo portavoz es un cargo de Metrovacesa, que además tiene un 10% (1,3M de M2) de los terrenos en los que se construirá Eurovegas en Alcorcón. Las casualidades no existen y todo ello parece una primera jugada maestra al servicio de la especulación y el enriquecimiento de los mismos de siempre.

Esto a pesar de que la facturación de los casinos en España ha caído un 16% y que está demostrado que en España y Europa no hay cultura ni modelo de parques de atracciones. Una jugada a una carta que parece buena a favor del populismo y de las dificultades de mucha gente, que ven una salida en donde hay un túnel. Por eso, sólo por lo que encarna el concepto desde el punto de vista de su terminología, hoy más que nunca prefiero quedarme con el impulso al “Turismo Consciente” de los países americanos. Un concepto en proceso de elaboración cuyo objetivo último es cambiar positivamente el modo de hacer turismo y de mejorar el bienestar de los pueblos. ¿Resulta contradictorio hablar de bienestar y pensar en los ciudadanos? Hablar de un uso responsable y ético de los recursos implica, obviamente, hablar de todos los actores involucrados en un destino y eso incluye, en primer lugar, a la población de ese lugar. Si el impulso prospera y el turismo sirve para eliminar desigualdades en América latina, sólo nos quedará seguir mirando con cierta envidia sana desde la “inconsciencia” de nuestros políticos y de los poderes económicos que los manejan como marionetas.


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Opiniones

  1. Andres Rodriguez Says: septiembre 15, 2012 at 1:21 pm

    Saludos. Su envidia sana en realidad no debe existir. En America latina y en todos lados, lo que organizan las “organizaciones” son reuniones donde la burocracia hace declaraciones verbales o en papeles (esto ha mejorado porque ahora puedne ser electronicas)pero todos estos ministros y sus “funcionarios”continuan infuncionales. Loros irresponsables pero bien pagados que proponen y perpetuan pequenos modelos inviables (aunque insiten en su sostenibilidad), solo que pequenos, pero al fin en su esencia como los que Ud critica en Europa donde la cosa esta industrializada, a lo grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad