La isla de las conchas, la meca del CATOLICISMO en Senegal Nuestra Filosofía / Proyectos Ecotumismo / Turismo responsable / Viaje a Senegal

Joal SenegalEn pleno mes de agosto, por excelencia el de festejo de los musulmanes a través del Ramadán, la noche no duerme en la mayor parte de las ciudades senegalesas. Un período caracterizado por los rezos, la reflexión y el ayuno desde que sale el sol hasta que se pone. El día y la noche se invierten de tal forma que cuando el sol se pone prevalecen los cánticos, el olor a comida aromatiza las calles y los musulmanes se vuelven noctámbulos. El día, por el contrario, se vuelve silencioso, las cocinas cierran, las mañanas son tranquilas y muy pocos se dejan ver por las calles. Para muchos, alargar al máximo el sueño durante el día para que se haga más llevadero el ayuno es el objetivo de esta inversión del tiempo. En Senegal el 80% son musulmanes, el 10% animista y el otro 10% son católicos, lo que evidencia hasta que punto el Ramadán lo impregna todo. Una convivencia de religiones entremezcladas con una tolerancia digna de ejemplo. Y es que en Senegal se encuentra la meca de los musulmanes del África Occidental en la ciudad santa del muridismo, Touba. Pero sorprendentemente también descubrimos el peculiar rincón de los católicos, la isla de Fadiouth.

Joal Fadiouth

La ciudad de Joal-Fadiouth es un pequeño municipio pesquero a 120 kilómetros al sur de Dakar, caracterizado por ser el lugar natal de Senghor, primer presidente democrático de Senegal y por estar unida a la isla de Fadiouth por una magnífica pasarela de madera. Fadiouth es reconocida porque, al contrario que en el resto del país, el 90% de su población es católica, además de por su peculiar creación y su nombre. Son colinas artificiales que se construyeron para mantener la isla “a flote”. Actualmente unos diques mantienen las crecidas del mar para evitar su hundimiento. A Fadiouth la llaman la isla de las conchas y  no es de extrañar que le den ese nombre una vez que la pisas. El suelo de la isla esta recubierto de conchas blancas de berberechos que crujen bajo tus pies. Durante la marea baja es muy común ver a sus habitantes recoger este molusco, degustado en todas las casas y restaurantes, así como a los cangrejos violinistas de una sola pinza ocupando la orilla.

Joal Fadiouth Senegal

La gran iglesia es una de las protagonistas en esta isla católica, pero además hay que destacar como nota de tolerancia entre religiones a la mezquita, que fue financiada en buena parte por la comunidad católica. Este respeto del que presumen, se ve reforzado cuando cruzas otro puente de madera y llegas al cementerio. En lo alto de una colina, también formada de conchas, reposan los cuerpos de católicos y musulmanes en un mismo lugar. Me atrevo a decir que es el único cementerio mixto de Senegal. Esta ciudad turística de la denominada “pequeña costa” senegalesa está llena de secretos y tradiciones para aquellos que se acerquen a visitar la isla. Te aconsejo que tomes un guía del sindicato de iniciativas de turismo para descubrir las callejuelas de una sociedad tradicional en miniatura.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad