La incidencia de la industria turística en el cambio climático Reflexiones / Turismo

Con una previsión de más de 1.000 millones de desplazamientos en avión en todo el mundo durante todo el actual 2010, nadie duda hoy en día en señalar al turismo como uno de los principales causantes del cambio climático. Y es que los viajes en avión suponen más del 40 por ciento del total de emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera, por lo que no es de extrañar que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), Iberia e Ineco hayan realizado en los últimos meses 620 vuelos de prueba en el Aeropuerto de Madrid- Barajas para cambiar esta situación. En dichas pruebas se han realizado maniobras de descenso continuo en la aproximación, las conocidas como “aproximaciones verdes”, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2. Pero la cuestión va mucho más allá que la simple reducción de emisiones. Sin ir más lejos, el TEN (European Ecumenical Tourism Network), una red de entidades que trabajan y estudian los efectos que tiene el turismo sobre el Tercer Mundo, centrará su próximo encuentro en junio en la justicia climática que debe conllevar el turismo internacional.  Y allí habrá representación española.

Según se ha comentado, estas operaciones aéreas de AENA aún en pruebas permiten una disminución del 25% en las emisiones de CO2 de media en cada maniobra de aproximación. También suponen un ahorro del 25% en el consumo de combustible, así como una importante reducción de las emisiones acústicas en el área próxima al aeropuerto. La idea, según Aena, es implantar estas “aproximaciones verdes” en horario nocturno en todos los aeropuertos que gestiona antes de que finalice el año 2010, en el marco de su Plan de Actuación Medioambiental aprobado el año pasado. Con este plan se pretende un ahorro de 25.000 toneladas en el consumo de combustible y una reducción de 75.000 toneladas en la emisión de CO2 anual en las operaciones aeroportuarias.

Está claro que el problema de las emisiones de CO2 y su efecto sobre la atmósfera no es nada superficial y está en la raíz mismo de la naturaleza de la industria turística. Sólo hace falta ver el caos formado por la nube volcánica del volcán islandés, que ha provocado una parálisis sin precedentes en medio planeta. El crecimiento del turismo ha ido unido a la democratización del uso del transporte aéreo y se ha llegado a un punto de difícil retorno. Quién más, quién menos, a todos nos gusta conseguir un billete de avión a buen precio gracias a las compañías low cost, que han terminado por dinamitar el mercado aéreo. Pero probablemente ninguna de estas compañías pasaría un test de sostenibilidad, por superfluo ni sencillo que fuera.

 

En definitiva, estamos a una necesidad de cambio de modelo por encima del poder conseguir reducir las emisiones un 25 o un 50%. Estas maniobras verdes de aproximación, más que una solución, son un parche. Sería un tanto irrealista pensar en una drástica reducción del uso del avión a nivel mundial, pero se echan en falta medidas más restrictivas que, al menos, sirvan para elevar la concienciación del problema. Medidas que deben pasar, por ejemplo, por el cobro de una ecotasa en función de los kilómetros a recorrer, aplicada tanto a compañías aéreas como, en menor medida, a los usuarios, que sirva para paliar los efectos y sobre todo para hacer que más de uno se piense si merece la pena atravesar el planeta en avión.

Otra cosa es que las grandes compañías aéreas, asociaciones de agencias de viaje, tour operadores y las principales multinacionales hoteleras y turísticas estén de acuerdo. Hace poco, la Asociación británica de Agencias de Viaje puso el grito en el cielo, sin ir más lejos, porque se quería cobrar un impuesto así a los británicos que viajan en avión. El debate es, tal vez, si es el usuario el que, como siempre, debe “pagar el pato” pero, se mire por donde se mire, la insostenibilidad de los viajes, sobre todo cuando son de larga distancia con estancias de tan sólo 1 ó 2 semanas, está fuera de toda duda. En este contexto, el potenciar destinos de proximidad, no sólo puede suponer un ahorro de costes económicos para el turista, sino que además supondría una reducción innegable de la huella ecológica en lo que a emisiones se refiere.

Al final, más que el impacto económico que podría suponer para empresas y destinos el imponer medidas restrictivas al tráfico áreo, se trata de una cuestión que radica más en la responsabilidad, de estas compañías por un lado y sobre todo de cada uno de nosotros. El modelo turístico imperante, aunque se venda otra cosa, en la mayoría de los casos produce grandes beneficios para unos pocos y aumenta la brecha entre los grandes países industrializados del norte con respecto a los menos desarrollados del sur. En nuestra decisión está el potenciar este modelo cuando elegimos nuestras vacaciones o “rebelarnos” y optar por otros caminos más responsables. De estas y otras cuestiones, sin duda apasionantes y que estarán en el centro del ruedo turístico en los próximos años, se debatirá en el próximo encuentro de TEN (European Ecumenical Tourism Network) del 3 al 6 de junio en Bonn (Alemania).

TEN (Tourism European/Ecumenical Network) es “una red de ONGs, organismos de ayuda, grupos religiosos, grupos de solidaridad y personas que trabajan en el ámbito del turismo y los efectos que tienen sobre la gente del Tercer Mundo. Este grupo de trabajo entiende el turismo global en el contexto del conflicto Norte-Sur,  denuncia los conflictos y combate las prácticas injustas en turismo.” En esta edición, se tratará ampliamente de la importancia de alcanzar una justicia climática con el turismo internacional. Habrá representación de países de toda Europa y también de otros continentes, como es el caso de Asia y La India. También habrá representación española y estaremos muy atentos a las conclusiones que allí se extraigan. No en vano, el cambio climático es un problema que nos afecta a todos.


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Opiniones

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Luismi Montoya, Carlos Buj. Carlos Buj said: La incidencia de la industria turística en el cambio climático http://bit.ly/cAc6rZ gracias ecotumismo! […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad