El desperdicio de alimentos en un mundo mal repartido Ecología

Hace unos días, el ministro de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente español, Arias Cañete, se jactaba de comer yogures caducados en la presentación de una nueva estrategia de su Ministerio para reducir el desperdicio de alimentos. Más allá del populismo que pueden esconder sus palabras, se desprende una realidad de las mismas, que es que existe una excesiva regulación a nivel sanitario a veces en relación a los alimentos que consumimos. Y no sólo esta realidad, sino una auténtica lacra que hay que remediar cuanto antes. Entre el 30% y el 50% de los 4.000 millones de toneladas de alimentos que se generan en el mundo nunca llegan a nuestros estómagos, según un demoledor informe del Instituto de Ingenieros Mecánicos (IME) británico titulado: ‘Global Food: Waste Not, Want Not’, publicado hace un par de meses.

Reducir el problema a la fecha de caducidad de los alimentos, desde luego, es no enfrentar las causas estructurales del asunto. La Comisión Europea estima que en Europa se pierden o desperdician al año 89 millones de toneladas de alimentos, lo que significa 179 kilos por habitante. Entre un 30% y un 50% de los alimentos sanos y comestibles se convierte en residuos cada año. El mayor desperdicio se produce en los hogares, el 42%, pero también en los procesos de fabricación, un 39%. En este contexto, España es el sexto país que más comida desperdicia de Europa tras Alemania (10,3 Tm), Holanda (9,4 Tm), Francia (9 Tm), Polonia (8,9 Tm) e Italia (8,8 Tm). En total en el mundo, se estima que de 1.200 a 2.000 millones de toneladas de alimentos son desechados, mientras 1.000 millones de humanos pasan hambre. Un dato aterrador.

Si a los alimentos desechados añadimos el agua malgastada en los cultivos y la energía desaprovechada en el proceso o en su transporte, el coste económico y la huella ecológica es incalculable. Con la estrategia ‘Más alimento, menos desperdicio’, el Ministerio español pretende combatir esta realidad, elaborando informes para establecer el “cómo, cuánto, dónde y porqué” del desperdicio de alimentos. Elaborará guías de buenas prácticas y acciones de sensibilización dirigidas a toda la cadena alimentaria, restauración y consumidores. También analizará y revisará los aspectos normativos que fomentan estas prácticas e impulsará actuaciones de colaboración con otros agentes para reducir el desperdicio, garantizando la máxima distribución de los alimentos. Todo ello sin olvidar el fomento de la investigación y el uso de nuevas tecnologías, para mejorar así el aprovechamiento de los recursos alimentarios.


Ecotumismo es un espacio de acción-reacción con el que hacer ver a todos y cada uno de nosotros que es posible creer en un cambio. Queremos crear conciencia de que está en nuestras manos, sólo en nuestras manos, cambiar el rumbo de determinadas cuestiones de la sociedad, aunque nos quieran hacer ver que somos sujetos pasivos ante las cosas que suceden a nuestro alrededor. Nada más lejos de la realidad, somos parte del problema y la solución a la vez. Constituidos formalmente como asociación, Estamos formados por un grupo de jóvenes multidisciplinares que abarcamos un radio de acción amplio, que engloba el sector turístico, el periodismo y sus diferentes vertientes comunicativas, la producción audiovisual, el cine, la sociología, las energías renovables, la agricultura ecológica, la permacultura o la bioconstrucción. Más información

Opiniones

  1. Impresionante la gran cantidad de alimentos desechados mientras existen tantas personas pasando hambre. Conozco una página donde dan a conocer soluciones sostenibles que existen en la actualidad y que se pueden aplicar a trabajos, hogares y estilos de vida. Es como la Wikipedia, los usuarios aportan la información de los productos y servicios sostenibles dándolos a conocer al mundo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad