Componente educacional en BILBAO para practicar un turismo más SOSTENIBLE Formación / Nuestra Filosofía / Turismo responsable

La Oficina contra el Cambio Climático del Ayuntamiento de Bilbao, miembro de la Oficina Vasca de Cambio Climático (Stop CO2 Euskadi), ha puesto en marcha una interesante campaña a pie de calle. Personal educativo está explicando a la ciudadanía que alternativas existen a la hora de practicar y fomentar un turismo sostenible. Eso de orientar un poco al ciudadano en torno a los parámetros que marcan una oferta turística sostenible no está ni mucho menos de más, ya que el brote verde que parece “afectar” a todo los sectores de la economía, lejos de pasar de largo, en esto del turismo empieza a generalizarse. Y que conste que antes de que las empresas no hagan nada por la ecología, prefiero que lo hagan con un interés comercial… pero nos conviene a todos clarificar algunos conceptos y, sobre todo, aprender a tener una mirada crítica para que no nos cuelen gato por liebre.

Sin ánimo de entrar en polémicas, lanzo algunos ejemplos un tanto contradictorios para ilustrar la ambigüedad actual del término sostenible y el interesado uso que muchas compañías hacen de él. Los hoteles del Grupo Accor Hospitality, en alianza con las Naciones Unidas, vienen desarrollando la campaña ‘Plant for the Planet’ (Plantar para el planeta), donde se invita a los huéspedes a participar en la reducción del consumo de agua con la reutilización de las toallas. Este ahorro tiene como objetivo obtener recursos para sembrar dos millones de árboles para el 2012 y le ha valido a Accor para posicionarse como una empresa turística responsable pero, ¿acaso esto de la reutilización de las toallas es algo novedoso? Más bien… ¿no es lo mínimo que se debería exigir a una cadena hotelera del renombre y tamaño de Accor? Los puntos de recarga para coches eléctricos de Sol Meliá y la iniciativa Eco-Meetings de NH podríamos meterlas en el mismo saco.

Pero no son los únicos ejemplos de marketing al servicio de la sostenibilidad. Benidorm, símbolo del turismo de masas en nuestro país, se vende como un destino sostenible y sus argumentos no dejan de ser ciertos: construcciones verticales para ocupar menos territorio, gestión de residuos modélica, espacios verdes… Por el contrario, la isla canaria de La Palma, conocida popularmente como “la isla verde” y que cuenta con un patrimonio natural y medioambiental envidiable en forma de parques nacionales, naturales y rurales protegidos, no sale ni la décima parte en los medios de comunicación. ¿Es más sostenible el modelo de Benidorm que el de La Palma? Lo que está claro es que hay una máxima que comienza a tomar forma: los mejores en sostenibilidad no suelen ser los mejores en marketing y viceversa…

Seguramente hayan oído hablar del giro y replanteamiento que se está haciendo en Huelva hacia un turismo más responsable y sostenible. Lo que es de extrañar es que no se haya hecho antes, teniendo en cuenta la rentabilidad turística que se le podría haber sacado al patrimonio medioambiental del Parque de Doñana. Por el contrario, el sector turístico se ha visto limitado durante años a la explotación del recurso sol y playa, mediante un modelo en el que prevaleció la edificación residencial con un aprovechamiento intensivo del suelo costero, concentrado en Sanlúcar de Barrameda, Matalascañas y Mazagón.

Por todo ello, la campaña de la Oficina contra el Cambio Climático del Ayuntamiento de Bilbao lleva como lema que el viajar y disfrutar del tiempo libre no tiene porqué estar reñido con la sostenibilidad y la lucha contra el Cambio Climático. Se fomentan alternativas que siguen situando al turismo como un eficiente motor de sustento económico pero sin causar una urbanización descontrolada, un deterioro de los ecosistemas naturales, culturales y la degradación de parajes de gran valor ecológico. Y todo promoviendo un espíritu crítico entre la ciudadanía, para saber detectar la oferta 100% sostenible. Entre los aspectos que más se van a tener en cuenta a la hora de explicar a la ciudadanía de Bilbao como podemos apelar a nuestra responsabilidad como viajeros, para entre todos fomentar prácticas y modelos más sostenibles dentro del turismo, hay que destacar los siguientes puntos:

  1. Los desplazamientos hasta el punto de destino son responsables de buena parte de los impactos ambientales de un viaje.
    • Se ha de realizar una elección acertada para minimizar el impacto.
    • Por ejemplo, un autobús o un tren consumen 3 veces menos de energía por pasajero que el coche y 6 veces menos que el avión.
  2. El alojamiento también es otro aspecto a tener en cuenta si se piensa en sostenibilidad.
    • Los hoteles son grandes derrochadores de recursos, sobre todo, de agua y energía.
    • Por ejemplo, los hoteles del Caribe consumen, por persona, entre 3 y 4 veces más energía y unas 9 veces más de agua que un hogar medio español.
  3. ¿Existen formas de viajar y hacer turismo menos dañinas con el cambio climático? Algunos ejemplos:
    • El turismo rural, en la gran mayoría de casos.
    • El ecoturismo (entendiendo esto como algo que va más allá que el simple turismo de naturaleza y que implica un componente educacional y de respeto a la realidad social, natural, económica y cultural del destino).
    • Los agroturismo (si es ecológico mejor que mejor).
    • El turismo de cercanía (para evitar desplazamientos y ahorrar emisiones de CO2).
    • El turismo solidario (a través de voluntariados y campos de trabajo que aporten un granito de arena al desarrollo del destino).
    • El intercambio de casas y alojamientos en casas de familiares y amigos.
  4. Por supuesto, es necesario cambiar nuestro chip y priorizar servicios ofrecidos por la gente del lugar que visitamos. Algunos ejemplos:
    • Haciendo más por conocer más su cultura.
    • Evitando nuevas construcciones y elementos arquitectónicos.
    • Procurar que si nos desplazamos a un destino lejano sea por un período medio/largo.
    • Si elegimos una opción de turismo rural seamos críticos, no demos por sentado que es ecológico por naturaleza y comprobemos que no daña la actividad agrícola y ganadera.
    • Organizar de forma autónoma los viajes mediante agencias independientes y evitar el turismo más destructivo como el de los resorts.

Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Opiniones

  1. […] » Componente educacional en BILBAO para practicar un turismo más … […]

  2. […] This post was mentioned on Twitter by ECOTUMISMO, Carlos Buj. Carlos Buj said: Ecotumismo: Componente educacional en BILBAO para practicar un turismo más SOSTENIBLE http://ow.ly/18AO9H […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad