África Scientia 2/4: Turismo Responsable en CAMERÚN Turismo / Turismo responsable / Turismo sostenible / Viajes

Turismo Responsable en África - CamerúnSigo con la serie de entrevistas que voy a ir publicando durante esta semana, recopiladas como parte del trabajo ligado al reportaje sobre turismo en África que he publicado en el primer número de África Scientia, una nueva revista electrónica especializada en difundir temas importantes de África en español. Todo con la premisa de difundirlo bajo la óptica de un periodismo independiente y riguroso, siguiendo la línea del camino recorrido hasta ahora por GuinGuinBali, portal de comunicación referencia sobre información sobre África y empresa editora de la revista. Hoy le toca el turno a Santiago Ormeño, un licenciado en Ciencias de la Información con estudios de posgrado en Internacionalización empresarial, cooperación internacional y turismo y que, en la actualidad, trabaja como experto voluntario en turismo sostenible en Camerún. En concreto, en el proyecto COAST «Sustainable Coastal Tourism – Turismo costero sostenible» en la región del Ocean, Kribi (Camerún), ejecutado por la OMT y ONUDI en colaboración con el gobierno camerunés. El objetivo del mismo es poner en práctica mecanismos eficaces de protección del medio ambiente litoral y de lucha contra la pobreza en la región costera de Kribi, mediante el desarrollo de proyectos de turismo centrados en la comunidad y en el apoyo a actividades agrícolas. Esta es la entrevista, en la que Santiago nos ha dado interesantes apuntes gracias a su experiencia sobre el terreno:

Pregunta: Desde tu experiencia sobre el terreno en los países en los que has estado, ahora en concreto Camerún, ¿qué impactos consideras como más positivos y más negativos en relación a la actividad turística?

Respuesta: En Camerún el turismo supone menos del 3 % del PIB. La actividad no tiene una gran escala a nivel nacional. Por el contrario, el proyecto en el que trabajo se desarrolla en una localidad costera, Kribi, destino de fin de semana de expatriados, élites camerunesas de Yaounde (capital administrativa) y Douala (puerto y capital comercial), así como destino por excelencia en Camerún para la organización de seminarios. En este sentido sí podemos decir que la ciudad tiene un marcado carácter turístico.

Evidentemente existe un impacto positivo pues dinamiza la economía y crea oportunidades de ocupación. Por otro lado, la actividad acelera la degradación del medio natural (edificación de hoteles y residencial turístico sin control), así como problemas derivados de la gestión de residuos, erosión costera por la deforestación de la costa y sobreexplotación de recursos. Al mismo tiempo, el turismo desanima el desarrollo de otras actividades productivas por parte de la población (la agricultura y la ganadería son casi inexistentes, pese a la demanda creciente). Por otra parte, el dinero fácil de las actividades turísticas informales y la exposición al mundo de lujo de los blancos, desanima la asistencia a clase por parte de jóvenes y, en el caso de las mujeres, además se aumenta la prostitución. Además veo entre la gente de mi proyecto, una minoría privilegiada por el hecho de ser de los sitios donde los turistas son frecuentes, que el dinero fácil ocasional que reciben (que puede estar muy por encima de la renta media en determinados picos) crea un espejismo de consumismo y de falso bienestar que desanima el trabajo y que no se traduce en ahorro: ¿por qué trabajar cada día si un grupo de blancos me puede dar el sueldo mensual que podría ganar en un solo día? ¿Dónde queda ese dinero? El problema se plantea cuando los blancos no vienen, cuando los años pasan…

Pregunta: ¿Qué consejos o recomendaciones le darías a una persona que se está pensando viajar a Camerún?

Respuesta: Que no tengan miedo. Que consideren Camerún como un país seguro y con infraestructuras suficientes para viajar. Por su situación en el centro de África, ofrece una variedad muy amplia de paisajes (de la selva al sahel) y de patrimonio cultural (de las culturas peul a las etnias bantúes y semi bantúes así como pueblos autóctonos pigmeos, mbororos, coma…). Sin embargo, está muy poco explotado turísticamente y cuenta con información muy deficiente sobre los lugares a visitar. Es imprescindible llevar a cabo una buena planificación del viaje o hacerse con contactos personales en el destino.

Pregunta: ¿Hasta que punto influye la actitud del viajero a la hora de poder minimizar los impactos del turismo? ¿Pesan mucho los estereotipos?

Respuesta: La actitud del viajero es determinante siempre. Cuando viajamos por África es necesario borrar la idea de asistencialismo y paternalismo, pues a la larga tienen resultados que no son positivos. Para mí se debe viajar procurando dejar lo máximo a la comunidad local: recompensando el buen trabajo, pero sin hacer regalos. Mucho mejor darle una buena propina a un buen guía, o elegir en algún momento (si es posible) alojarse con una familia local en lugar de hacerlo en un hotel, que regalar peluches viejos y bolígrafos de publicidad. En particular, en el caso de la visita a pueblos autóctonos y etnias primitivas, es preciso realizar la visita con empatía, respeto, sentido común y consideración. Es algo básico pero que muchas veces falla ante la tentación de llevar regalos que nadie ha pedido ni necesita, de sacar fotos en circunstancias privadas de las comunidades, de no cuestionar convencionalismos respecto a la remuneración… El ser humano es en el fondo muy parecido en todas partes.

Pregunta: ¿Tienes cifras de llegadas de turistas españoles? ¿Se nota un mayor o menor interés?

Respuesta: No se disponen de estadísticas precisas de turistas españoles. Sin embargo, de acuerdo a mi observación, en mi zona de trabajo los turistas españoles, siendo mucho menos numerosos que los alemanes o los franceses, no son del todo infrecuentes. España cuenta con algunas agencias que han sabido posicionar el destino y nuestro país se conoce y resulta simpático aquí.

Pregunta: En las dos últimas ediciones de Fitur se ha celebrado Investour, un foro para promover inversiones turísticas en África bajo el paraguas del turismo sostenible. Al mismo tiempo, es sabido que normalmente el 80-90% de los beneficios que se generan con inversión extranjera en proyectos turísticos de países del Sur es repatriado a los países de origen de la inversión. ¿Es posible llegar a un equilibrio? ¿La inversión extranjera es la fórmula más adecuada?

Respuesta: Creo que las tasas de repatriación que mencionas tienen más que ver con el modelo “all inclusive” de las grandes cadenas hoteleras. En el caso de Camerún, no estamos en ese escenario. Camerún es un destino con potencial, pero alternativo a los grandes destinos africanos. Respecto a la inversión extranjera, no se nos puede olvidar que el país no tiene demasiada cultura turística y cuenta con muy pocas personas formadas en turismo. Creo que es importante favorecer la presencia de emprendedores extranjeros o proyectos que puedan trasferir ‘saber hacer’ (know how). El turismo es por naturaleza internacional. Los productos turísticos más interesantes de este país generalmente son gestionados por extranjeros, por cameruneses que han vivido en el extranjero o por locales que se han formado en hostelería en establecimientos gestionados por extranjeros, y que han adquirido un sentido internacional de la calidad.


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad