Hacer turismo en el NILO le sale caro al MEDIO AMBIENTE Reflexiones / Turismo

Nilo contaminadoAquí tenemos un nuevo caso de cómo la incidencia de la actividad turística puede acabar con uno de los recursos más preciados que poseemos: el agua. Y es que disfrutar de un crucero en alguno de los hoteles que flotan en el Nilo ya no es turismo inocuo, sino uno de los culpables del aumento de la contaminación de sus aguas, que corren el riesgo de no ser aptas para el consumo en quince años. Estos son datos recogidos en el informe: “El río Nilo, entre la contaminación y la pérdida”, publicado recientemente por el Centro Habi para los Derechos Medioambientales, en donde se señala que los más de 300 hoteles flotantes entre las ciudades de Luxor y Asuán son los responsables de la contaminación del Nilo, al descargar en él sus aguas de desecho.

La cuestión es que sus sistemas para el tratamiento de aguas residuales no son suficientes: no tienen los canales para descargar rápido y hay pocos lugares para recibir y tratar esta agua, según el director de la División de Investigación Medioambiental del Centro Nacional de Investigación (CNI), Ahmed Shaban. Los impactos de este “sucio” turismo para la salud pública no son menores ya que, según el informe, 17.000 niños mueren de gastroenteritis al año por beber agua contaminada del Nilo, mientras que los fallos renales, también ocasionados por tomar agua sucia, son cuatro veces más comunes en Egipto que en el resto del mundo.

La causa son las altas concentraciones de bacterias fecales que pasan desde los baños de los barcos hasta las aguas del río. La prueba es que cuando se sacan muestran del Nilo, desde Asuán hasta Alejandría. La factura de estos paseos turísticos, según el mismo informe, también incluye una reducción significativa de la biodiversidad acuática, que ha conllevado la desaparición de 33 tipos de peces y el peligro de extinción para otros 30.  Además, el documento informa de un 50 por ciento de pérdidas en la agricultura por el uso de este agua para el riego y un gasto de unos 500 millones de dólares al año a consecuencia de las toneladas de contaminantes industriales, agrícolas, médicos y turísticos que se vierten en lo que constituye la principal fuente de agua del país.

En cualquier caso, en el informe se deja claro que los barcos no tienen toda la culpa, sino que la comparten la población y las fábricas a orillas del río, que también vierten en él agua contaminada. Básicamente, la población aumenta, la contaminación aumenta, las fábricas aumentan y todo va al río. Si sigue incrementando la contaminación a este ritmo, el Nilo probablemente morirá en 15 años, lo que significa que su agua dejará de ser apta para el consumo. Si bien los barcos turísticos no son los únicos responsables, la parte de culpa que les corresponde va en ascenso debido a que la demanda de estos paseos por parte del turismo internacional ha aumentado casi proporcionalmente a la turbiedad de las aguas.

Así lo cree Mossad Sekry, el representante de una agencia turística que ofrece cruceros de 4 días entre Luxor y Asuán y que es testigo del aumento del turismo de cruceros, especialmente entre noviembre y febrero, con grupos de hasta 250 personas. En declaraciones a Efe Verde, Sekry se lava las manos: “Todos los cruceros que ofrecemos son en barcos que tienen sistemas de tratamiento de agua adecuados”, dice.

Según Shaban, no hay razón para desconfiar de Shekry ni de las agencias turísticas que ofrecen cruceros en hoteles de primera calidad, pues el turismo de lujo suele utilizar grandes barcos, que tienen licencia y están conectados al sistema de captación de aguas residuales. “El problema -explica- está en los barcos más baratos, que no tienen sistemas de tratamiento”. La solución, por tanto, tiene dos fases: que el Gobierno aplique la ley para que los dueños de los barcos adopten medidas de protección del medio ambiente y que los mismos dueños tengan la voluntad de invertir en ello, construyendo más centros de captación de aguas de desecho.


Ecotumismo es un espacio de acción-reacción con el que hacer ver a todos y cada uno de nosotros que es posible creer en un cambio. Queremos crear conciencia de que está en nuestras manos, sólo en nuestras manos, cambiar el rumbo de determinadas cuestiones de la sociedad, aunque nos quieran hacer ver que somos sujetos pasivos ante las cosas que suceden a nuestro alrededor. Nada más lejos de la realidad, somos parte del problema y la solución a la vez. Constituidos formalmente como asociación, Estamos formados por un grupo de jóvenes multidisciplinares que abarcamos un radio de acción amplio, que engloba el sector turístico, el periodismo y sus diferentes vertientes comunicativas, la producción audiovisual, el cine, la sociología, las energías renovables, la agricultura ecológica, la permacultura o la bioconstrucción. Más información

Opiniones

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Casa los Portales, ECOTUMISMO. ECOTUMISMO said: Nuevo post: Hacer turismo en el NILO le sale caro al MEDIO AMBIENTE http://ow.ly/19CbCR […]

  2. por parte de ser una ciudad que conlleva la gran parte de turistas, también al ver tanta interacción de gente se denota que son mayores los indices de contaminación, puesto que es toda la humanidad la que no posee la cultura ni la consciencia de lo que sucede.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad