Visitamos Casa Pareja, AGRICULTURA ECOLÓGICA en Jumilla Ecología / Nuestra Filosofía / Permacultura

Almazara en Jumilla, Murcia Conocida como la huerta de España, incluso de Europa, la Región de Murcia tiene una gran tradición en el cultivo ecológico y ha sido pionera en la producción de frutas, hortalizas, arroz, uva, almendra y cereales. Ya en la década de los setenta, se comenzaron aplicar este tipo de prácticas en algunas parcelas y, gracias al clima y la calidad de sus suelos, esta Región se convierte en un lugar ideal para la práctica de la Agricultura Ecológica. Basándonos en estas características, visitamos Casa Pareja, en Jumilla, una almazara a 400 metros sobre el nivel del mar, productora de aceite de oliva, vino, aceitunas y jabón, con una pluviometría escasa y una elevada insolación, a 78km de Murcia capital y 120km de Cartagena.

Desde finales del siglo XIX, la familia Molina cultiva la finca Casa Pareja, cuyas puertas nos abrió Juan Molina, el actual encargado de llevar a cabo este proyecto en el siglo XXI. Por ello, hoy en día la quinta generación de la familia está al frente de la empresa, dirigiendo su marcha hacia la agricultura ecológica, desarrollando un proyecto integral de agricultura sostenible. Casa Pareja cuenta con 350 hectáreas dedicadas al cultivo ecológico de olivos, acebuches, viñas, cereales y al cultivo tradicional de almendros, frutales y vivero de vides, todo trabajado con prácticas respetuosas con el medio ambiente y aprovechando los subproductos, tanto del cultivo como del proceso de obtención del aceite y el vino. Realizan compost con los restos de poda y el alpeorujo junto con estiércol de ganado para obtener humus, que incorporan al suelo para fertilizarlo; utilizan los huesos de la oliva como combustible e, incluso, producen artesanalmente jabón a base de aceite de oliva.

Recorriendo sus campos, Juan nos explica la manera de llevar a cabo este proyecto, trucos y prácticas para mantener una verdadera agricultura ecológica; para evitar el uso de productos químicos, pero poder combatir con las plagas, nos explicó como ejemplo que, colocando algodón en el tronco del olivo, evitaba que cierto bicho llegase a las aceitunas, ya que las puntas en sus patas se quedaban enganchadas en el algodón, impidiendo su ascenso. No en vano, cuentan con el sello del Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, que certifica que su producción está basada en una forma de cultivar y cuidar la tierra y de criar el ganado de manera respetuosa con la Naturaleza, sin utilizar productos químicos tóxicos (abonos, pesticidas, herbicidas, etc.); sin semillas modificadas genéticamente (los llamados transgénicos u OGM). Su finalidad es obtener todos alimentos sanos, en su punto de madurez, con todo el sabor, el aroma, la textura, con toda la vitalidad y todas las ventajas de los alimentos saludables. En la almazara,  un pajar rehabilitado del siglo XVIII, podemos respirar  la filosofía de esta casa, donde la obtención del aceite sigue fiel a la tradición: cultivo esmerado para obtener unas aceitunas sanas, recolección cuidadosa y en el momento óptimo de madurez, molturación al día de aceitunas frescas, extracción en frio y decantación natural del aceite, sin forzar su filtrado. Las puertas de esta casa están abiertas, si tienes la oportunidad, no dudes en pasearte por su historia.


Opiniones

  1. Felicidades a la familia por su amoroso trabajo a la tierra, y gracias a vosotros por visitar y compartir con nosotros. Un abrazo!

  2. Interesante articulo,les felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad