Ruta por la CASAMANCE: a la búsqueda del ATLÁNTICO 2/2 Nuestra Filosofía / Proyectos Ecotumismo / Turismo responsable / Viaje a Senegal / Viajes Responsables

Turismo Responsable en SenegalLa siguiente parada fue en Oussouye, una población a unos 40 kilómetros de Ziguinchor, en donde conocimos un proyecto muy emotivo. El de una Cooperativa de Mujeres que, desde hace unos 20 años, han montado un negocio de venta de zumos naturales y mermeladas que, de verdad, merece la pena conocer. Probar las mermeladas de bissap y mango es casi de obligado cumplimiento. Allí, en Oussouye, alquilamos unas bicis y nos hicimos un recorrido por varios pueblos limítrofes de los alrededores, antes de continuar la marcha hacia Elinkine. Desde esta ciudad costera, muy cerca de la desembocadura del río Casamance, cogimos una piragua y llegamos hasta Catchuane, una de las joyas y de las mejores paradas de nuestro periplo. Allí conocimos Chez Papis, un acogedor campamento con embarcadero propio al lado de esta pequeña población, que sin duda es un paraje en donde merece la pena reparar. Las habitaciones son preciosas, la gente inspira muy buen rollo, los atardeceres espectaculares y la comida deliciosa ¡estábamos como en casa!

Tan bien nos hicieron sentir, que allí nos quedamos dos días. Aprovechamos para conocer como se recolecta el vino de palma y también acompañamos a las mujeres del pueblo mientras hacían la recogida del arroz. Precisamente, en compañía de las mujeres de Catchuane, vivimos una experiencia inolvidable, ya que fuimos invitados a una fiesta por la noche, para celebrar precisamente que estamos en la época de la recolección de este alimento tan preciado por los senegaleses. Allí pudimos comprobar lo bravas que son las mujeres que, después de estar todo el día al sol trabajando incansablemente, tuvieron fuerza suficiente para cantar y bailar infatigablemente al son de los típicos djembé. Algunas bailaban con los niños pequeños pegados a la espalda, sin descuidar sus obligaciones como madre. Desde luego, unas auténticas todoterreno que nos animaron a participar en la fiesta… ¡como para negarse!

Turismo Responsable en Senegal

La ruta continuó a pie hasta Diembéreng, con siete kilómetros sobre suelo arenoso con las mochilas a cuestas. El esfuerzo mereció la pena y es que esta tranquila población ha sido la primera que nos ha ofrecido a nuestros pies el deseado premio: el océano Atlántico nos esperaba tranquilo e impasible y una espectacular playa hizo el resto para hacernos sentir con creces que el objetivo estaba cumplido. Allí, entre Diembéreng, Bouyouye y el paradisíaco campamento Oudja, en medio de la nada y justo delante de la playa, transcurrieron nuestros últimos días de estancia en la Casamance. Comparar la costa española, plagada de construcciones por todos lados, con estos parajes desiertos y casi vírgenes sería realmente de locos. Por eso, sólo nos queda desear que la naturaleza se mantenga aquí así, tal cuál nos la dieron, y que la enfermedad de la ambición no inunde estas latitudes. En cuanto a nuestra estancia en Senegal, lo que vino después no merece la pena ser reseñado. ¿Para que hablar de un regreso cuando tienes claro que esto no es un adiós sino un hasta pronto? Sólo espero que sea más rápido que tarde y podamos volver a Senegal lo antes posible.

Turismo Responsable en Senegal


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con Javier, Cachouane es una de las perlas de Casamance, nosotros la llamamos nuestro pequeño paraiso. Hace años tuvimos la suerte de recalar allí por recomendación de un amigo Diola de Mlomp y desde entonces volvemos todos los años y el invierno pasado, el consejo de ancianos nos bautizo con ritual incluido. Allí mi mujer y yo nos llamamos Diand Diang y Bagamba Sagna. Recomiendo una estancia en Cachouane y por supuesto en toda Casamance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad