La permacultura, clave para un nuevo paradigma más sostenible en Canarias Permacultura

Muchos de ustedes habrán escuchado alguna vez la palabra permacultura, aunque para la mayoría de personas es aún un concepto ajeno y desconocido. En este artículo quiero poner de relieve la importancia de este movimiento en general y su especial trascendencia para el futuro de las Islas Canarias en particular.

Para empezar vamos a definir lo que es permacultura y lo que no es permacultura, para después analizar el contexto histórico actual y su potencial importancia para el desarrollo sostenible que todos queremos ver en las islas y en el que todos queremos participar de alguna u otra manera. La permacultura es la unión de las palabras Cultura y Permanente y viene del inglés “permaculture” o “permanent culture”. Este concepto fue acuñado en Australia por Bill Mollison y David Holgrem en los años 70 para definir una forma de vivir que pudiera perdurar en el tiempo, que pudiera ser sostenible a lo largo de los años y las generaciones. Una nueva experiencia de vincular la naturaleza y lo humano a través del DISEÑO consciente de sistemas agro-ecológicos duraderos en el largo plazo.

Por desgracia, nuestros modelos de vida actuales, nuestros sistemas económicos y sociales, no son sostenibles en el largo plazo. Dependen absoluta e indiscriminadamente de recursos no renovables, que pronto llegarán a sus picos de producción y que, por tanto, hacen que nuestras sociedades sean muy vulnerables ante dichos cambios. Nuestras vidas han sido construidas sobre una base económica y social de despilfarro de recursos naturales, contaminación y destrucción de capital natural necesarios para la vida (daño a la capa de ozono, pérdida de biodiversidad, emisión de gases de efecto invernadero, pérdida de suelos fértiles, polución, desintegración social, etc.).

Por tanto, nos encontramos en una encrucijada de difícil salida con las respuestas convencionales. El crecimiento económico asociado al progreso nos ha situado ante un horizonte cuyas salidas serán complejas, siempre que no pongamos todos de nuestra parte para construir un nuevo mundo más justo, respetuoso con la Tierra y los seres humanos con quienes compartimos espacios y vivencias. Ante este contexto, conviene volver a la esencia de lo que es la permacultura, básicamente el diseño de hábitats humanos sostenibles. Dicho de otro modo, la permacultura busca la integración sostenible del ser humano con su entorno, algo que hoy en día queda en entredicho por las prácticas que los seres humanos llevamos sobre este planeta.

permacultura en Canarias

Paisaje rural en Guarazoca (El Hierro, Islas Canarias)

Abarca desde la producción de comida sana y ecológica, con métodos no dañinos para el medio, hasta la bioconstrucción o el aumento de la resiliencia de las comunidades locales, pasando por muchos otros aspectos que configuran un nuevo paradigma. Va mucho más allá de la agricultura ecológica y se enmarca como una disciplina holística, que engloba los aspectos claves de la vida y de nuestra supervivencia como especie en el futuro.

En las Islas Canarias en particular tenemos un problema grave. Nuestras islas son un territorio frágil, con ecosistemas muy vulnerables ante nuestros estilos de vida. Dependemos por completo de energías fósiles para abastecernos de comida, ropa y recursos, sobre los cuáles se sustenta nuestro principal motor económico: el turismo. Es evidente que, en apenas cincuenta años, no habrá energía fósil para seguir trayendo a doce millones de turistas a las islas. Y es más evidente que, con energías renovables, es inviable movilizar tal cantidad de personas, ni los recursos necesarios para que todos podamos vivir aquí. Las islas y sus recursos no pueden sostener este modelo de vida que hemos creado y que ahora nos tiene en la cuerda floja.

De ahí que la permacultura y el inicio de un nuevo paradigma sostenible en el tiempo, perdurable o permanente, no es que sean una opción más, sino una necesidad. Una dimensión crucial para afrontar los retos que se nos avecinan como sociedad ultra-periférica y muy dependiente de recursos externos.

permacultura en Canarias

Costa de la isla de El Hierro (Canarias)

En Canarias ya existen numerosos proyectos y personas involucradas con esta filosofía de vida. En todas las islas encontramos ejemplos de estas iniciativas que cada vez más van sumando adeptos. En la isla de El Hierro, Reserva de la Biosfera y campo de experiencias para las energías renovables y la ecología, encontramos la Escuela de Permacultura PapaGaia, en donde impartimos cursos y talleres, en un lugar de encuentro para personas de todo el mundo que quieran aprender y aportar su granito de arena para este gran cambio. Necesitamos un gran giro en nuestros estilos de vida, un gran giro que ya está en marcha, aunque no se haga notar a bombo y platillo todavía… Todo se andará. Están todos bienvenidos a sumarse al cambio, el cambio hacia la verdadera vida respetuosa con la Tierra y la Humanidad.


Economista licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Barcelona (2007), su interés por la ecología le ha hecho transitar por un ámbito totalmente diferente. Especializado en Economía ecológica y biofísica y diplomado en Permacultura por el Instituto de Permacultura Montsant (2010), es el promotor en la Isla de El Hierro de la Escuela de Permacultura PapaGaia. Una iniciativa en donde se desarrollan propuestas, se estudia y se enseña una forma holística de entender nuestra ecodependencia e interdependencia como seres vivos del planeta Tierra. Especializado en las implicaciones y relaciones profundas entre Economía, Energía y Ecosistemas naturales, anualmente organiza cursos dirigidos a gente de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad