La fábula del desarrollo TURÍSTICO y la generación de EMPLEO amenaza la costa que aún queda virgen en Mallorca Turismo / Turismo responsable / Turismo sostenible

playa Es Trenc MallorcaHace un par de semanas se conocía que el gobierno autonómico del PP balear ha avalado la construcción de un macro hotel de cinco estrellas con 1.200 plazas, un campo de golf y zonas polideportivas junto a la playa virgen de Es Trenc en Mallorca. La zona, en el municipio de Campos y junto a la población de Sa Rápita, es todo un símbolo de la lucha ecologista que logró frenar en los años 80 el urbanismo salvaje que asoló otras zonas de la costa, no sólo mallorquina sino española en general. Hoy en día, la playa luce espectacular, forma parte del Parque natural de “Es Trenc-Salobrar”, un extenso humedal de gran valor ecológico en donde hacen escala numerosas aves migratorias y que culmina en las Salinas d’Es Trenc, un atractivo etnográfico y cultural de gran calibre. El proyecto para el complejo hotelero reducirá a la mitad el tiempo de trámite y aprobación de licencias, al igual que otros similares en distintos enclaves de costa en las Baleares, gracias a su catalogación de ‘interés autonómico’. Para tal distinción, el gobierno balear presidido por José Ramón Bauzá ha recurrido a los típicos tópicos guardados para este tipo de justificaciones: atraer capitales, reactivar empresas (sobre todo constructoras que ahora mismo han reducido drásticamente su actividad) y, por supuesto, la joya de la corona: crear empleo. Un mensaje populista que, en tiempos de crisis, de angustia social y de carencia como el actual, cala hondo en una parte importante de la sociedad.

La primera manifestación en contra del futuro complejo turístico no se ha hecho esperar y ha tenido lugar este pasado fin de semana, convocada por Izquierda Unida, que además llevará el tema hasta el Congreso de los Diputados para interpelar un par de preguntas al ministro de Medio Ambiente Arias Cañete. La cuestión es que, al igual que sucedió hace 30 años con un proyecto similar (un complejo de 200 apartamentos más un campo de golf que una promotora sueca quiso construir en la zona), la iniciativa cuenta por igual con detractores y defensores. Por aquel entonces, la declaración de Área Natural de Especial Interés (ANEI) de la zona en 1984 frustró las intenciones de los suecos y otorgó una histórica victoria a los movimientos ciudadanos y ecologistas que se manifestaron frontalmente en contra de la construcción en las zonas adyacentes a Es Trenc. Por el contrario, otro grupo de ciudadanos mayoritariamente del municipio de Campos se posicionaron a favor de su construcción, por la oportunidad que suponía de subirse al carro del incipiente turismo que se venía desarrollando en otras zonas de la isla y poder, de esta manera, abandonar actividades poco productivas como la agricultura y la ganadería.

Marisma de Es Salobrar en el Parque natural de “Es Trenc-Salobrar”

Marisma de Es Salobrar en el Parque natural de “Es Trenc-Salobrar”

Lo cierto es que, desde mi punto de vista, el caso no deja ser paradigmático y todo un ejemplo a tener en cuenta porque, en contra de lo que ha sucedido casi siempre, en su día el proyecto no prosperó y ahora, ante la misma tesitura, hay muchos espejos en los que fijarse. Sin ir más lejos, en el mismo municipio de Campos hay otros proyectos que si se iniciaron pero que cayeron en el olvido, como los apartamentos de Torre Marina de ses Covetes o el abandonado campo de golf de Vinyola, pese a las mismas promesas y expectativas populistas previas a su construcción. Si atendemos a otras zonas costeras, sin salir de Mallorca, como Calviá, Magaluf o s’Arenal, símbolos de un turismo de masas caníbal y depredador, cabría preguntar a los mismos ciudadanos que en su día se manifestaron a favor de la urbanización de la zona en los 80 que si ese resultado es el que querían para su municipio. También cabría preguntarse si el camino para salir de la crisis es reactivar empresas constructoras que, una vez terminada la obra del complejo hotelero, necesitarán volver a construir otra cosa para seguir activas… y así sucesivamente porque construir y, de esta manera, consumir suelo, es la única manera de que una constructora sea rentable en el tiempo.

Por el contrario, las mismas actividades agrícolas y ganaderas siguen siendo igual de poco rentables o más hoy en día. Con la diferencia, claro está, de que con turismo o sin turismo se han dejado mayoritariamente y eso ha desembocado en que numerosas fincas en Campos y en toda Mallorca estén abandonadas a su suerte. Un patrimonio cultural, de custodia del territorio y de salvaguarda de actividades tradicionales que se ha visto seriamente afectado por el abandono de la vida payesa y que, visto lo visto, sigue sin interesar a la clase dirigente. No sabe duda de que sale más rentable desde el plano económico y político apostar por el cortoplacismo de la construcción. Apelar, finalmente, a la creación de empleos es de lo más recurrente. Efectivamente el turismo es un generador de empleo pero, salvo puestos directivos que no son los que más abundarán, habrá mucho trabajo poco cualificado (especialmente el ligado a la construcción), temporal, con unas condiciones que estarán por debajo del mercado aprovechando la situación de crisis en la que la gente está dispuesta a cualquier cosa y la riqueza, en primer lugar, se generará en los bolsillos de los inversores que, por cierto, serán extranjeros.

Salinas d'Es Trenc Mallorca

Salinas d'Es Trenc Mallorca

A pesar de todo ello y como decía al principio, este tipo de mensajes convencen a muchos ciudadanos que realmente ven en este tipo de proyectos un clavo ardiendo al que agarrarse. Es la estrategia del ‘todo vale’, al igual que se está viendo con el futuro macrocomplejo de Eurovegas para el que están pujando tanto Madrid como Cataluña con un cheque en blanco. En este sentido y para terminar dejo una reflexión. Si la ampliación de la capacidad hotelera de un destino con este tipo de complejos es, de verdad, un gran generador de trabajo estable y de activación económica, ¿como es posible que se dé la siguiente contradicción? Canarias recibe más de 12 millones de turistas al año y tiene más de 500.000 camas turísticas (sumando censadas e ilegales), gracias al binomio turismo-construcción que se ha desarrollado de la mano en muchos de sus destinos. Sin embargo, a día de hoy, el archipiélago cuenta con la segunda mayor tasa de desempleo de toda la Unión Europea, con más del 30% de su población, sólo superada por la isla francesa ultraperiférica de Reunión. ¿Dónde están ahora todos los empleos de calidad que durante años se prometieron en Canarias a costa de cometer tantos y tantos excesos urbanísticos?


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Opiniones

  1. […] por la vía rápida, con la excusa de la catalogación de ‘interés autonómico’, de algunos grandes proyectos hoteleros situados en zonas de cosas o adyacentes a espacios protegidos, como en el Parque Natural d’es Trenc – […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad