El incierto futuro de la Red española de CIUDADES LENTAS Reflexiones / Slow Life / Turismo responsable

CittaslowNo es la primera vez que vamos a hablar en Ecotumismo de la Red española de Ciudades Lentas y su ya más que evidente falta de actividad, dejadez y olvido. Desde que se anunciara y diera a conocer en 2009, son muchos los artículos, reportajes y alabanzas que se han escrito y publicado en medios de comunicación, promocionando lo que sin duda debería una magnífica iniciativa. El problema es que se han conjugado dos cuestiones. Por un lado, tal y como han apuntado algunos de nuestros lectores, la asociación se constituyó en su día como un coto cerrado de seis localidades cuyos dirigentes se ve que no han estado muy por la labor de dar cabida a más municipios. Por otro lado, la crisis económica no ha pasado por alto a un proyecto que emergió en 2009, en período pre-crisis, que se ha dado de frente con múltiples recortes y problemas presupuestarios, sobre todo en arcas municipales de toda España, y que ha recibido su estocada final en las pasadas elecciones locales y municipales. ¿Vamos a dejar morir una iniciativa que podría ser una tabla de salvación y reconocimiento para muchas localidades españolas?

En abril de 2009, la Red Española de Ciudades Lentas nacía con la idea de fomentar un turismo respetuoso, que promoviese la diferencia, las pequeñas identidades que le dan forma a una ciudad con plazas, teatros, hostales, paisajes atractivos… donde se pudiesen degustar productos locales, artesanos, caseros, rodeados de tradiciones, de experiencias auténticas… Un proyecto idílico, basado en la filosofía slow, con la que nos identificamos plenamente en Ecotumismo y que va en la línea de un turismo de lo más sostenible. La red nació integrada por seis municipios y, en la actualidad, más de tres años después, sigue integrada por los mismos seis municipios: Begur (Girona), Bigastro (Alicante), Lekeitio (Bizkaia), Mungia (Bizkaia), Pals (Girona) y Rubielos de Mora (Teruel).

La realidad a día de hoy habla de un proyecto olvidado, casi muerto… Si ya para los equipos de gobierno de estos pueblos, antes de las elecciones, el lograr nuevas adhesiones o impulsar políticas conjuntas de promoción parecía de todo menos una prioridad, los resultados electorales municipales han traído consigo un nuevo panorama. Ha habido cambio de gobierno en dos de los seis localidades. En Lekeitio ha entrado Bildu como nueva fuerza política del consistorio en sustitución del PNV. Recientemente han anunciado que dan de baja a la localidad en la Asociación de Villas Marianas y que revisarán los beneficios de pertenecer a Ciudades Lentas. Ello debido a la revisión que han puesto en marcha sobre el modelo de turismo que se ha estado vendiendo en los últimos años en la localidad. En Bigastro el panorama es aún más beligerante… El nuevo gobierno municipal del Partido Popular (PP), en sustitución del PSOE, carga las tintas contra la gestión socialista del Ayuntamiento durante décadas y en los medios de comunicación locales ya se pone al municipio como ejemplo de ´Città Slow´ engullido por la crisis.

La cuestión es determinar… ¿y ahora qué? ¿Un proyecto así supone un desembolso suficiente como para caer definitivamente en el ostracismo como tantas cosas con la crisis? En mi opinión en España hay muchos pueblos y ciudades que, en mayor o medida, encajan con la filosofía de este movimiento. Hoy más que nunca se habla de innovación, de diferenciación para combatir la recesión, de ser originales, de atraer público especializado, de promover experiencias auténticas y reales, de volver a la identidad con la que se identifica el habitante local y se siente atraído el visitante… y todo el mundo se llena la boca poniendo al turismo como la tabla de salvación económica en tiempos de crisis. ¿No supone una red de este tipo, bien gestionada, una oportunidad de promoción única para muchos pequeños destinos españoles?

No cabe duda que los dirigentes políticos podrían hacer un esfuerzo y tener, por una vez en su vida, altura de miras. La Red española de Ciudades Lentales podría ser un elemento de revitalización y diversificación económica indudable, porque todo tipo de pequeños negocios, no sólo turísticos, se pueden aprovechar e impulsar con un proyecto de esta naturaleza. Alternativas frente al monocultivo económico de otro tipo de modelos. Ya sé que la austeridad es la palabra de moda, pero no todo se arregla cortando el grifo y no todo necesita de una inversión faraónica. También influye que a los políticos les cuesta mirar a veces más allá de sus propios ombligos y sacar adelante iniciativas que no lleven su firma o que den atractivos beneficios económicos y esta en concreto es una oportunidad que no habría que dejar morir.


Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad