Cuatro cultivos imprescindibles en OCTUBRE para tu huerto urbano ECOLÓGICO Ecología

ajo huerto urbanoEl mes de octubre es ideal para plantar diferentes tipos de cultivos que irán muy bien en nuestro huerto urbano ecológico en esta temporada. Los ajos, los calçots (muy típicos en la cuenca mediterránea), las habas o las judías están en el momento ideal para una producción con las condiciones adecuadas. Especialmente recomendable es el ajo, ya que su cultivo es relativamente sencillo y rápido para un huerto urbano ecológico, con la posibilidad de comerlo cuando aún está tierno y así poder rotar la producción antes sin tener que esperar los 3 ó 4 meses que requiere para obtener una cabeza de ajo. Como siempre, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones en cada caso, algo imprescindible si queremos que nuestro huerto urbano ecológico sea lo más productivo posible, desde la forma de plantarlos hasta las combinaciones con otros cultivos (tanto los que probablemente ya tengáis plantados como es mi caso o tengáis pensado plantar). Cultivos como las acelgas, las espinacas, los rábanos, lechugas, escarolas, coles o canónigos, muy propicios para esta época, por sólo poner unos ejemplos.

  • AJO: Las propiedades del ajo probablemente den para escribir un libro. Sus múltiples recetas desde tiempos remotos han demostrado que es un excelente diurético, expectorante, estimulante e incluso antiséptico. Entre otras cosas tiene muchos antioxidantes y dicen que incrementa las defensas del organismo. Para cultivarlos, hay que sembrar directamente dientes de ajo, con la punta hacia arriba, en un recipiente con un mínimo de tres litros de capacidad. Hay que procurar sembrarlo con luna creciente para que crezca más rápido y fuerte. El riego ha de ser escaso y espaciado, la recolección de las cabezas de ajo no llegará antes de los 3 ó 4 meses, aunque se pueden comer antes cuando están tiernos, lo cuál es un suculento manjar.
  • CALÇOTS: Se trata de una especialidad sobre todo catalana, aunque se pueden cultivar en toda la cuenca mediterránea. En concreto son los gajos de las cebollas blancas, cultivados especialmente para comerlos al calor de una brasa. Tiene un alto contenido en agua y sales minerales, siendo un excelente regulador de las funciones intestinales. Se puede cultivar directamente o en semillero, trasplantándolo cuando tenga el grosor de un lápiz a un recipiente de mínimo cinco litros de capacidad. Germinarán en unos 10 días y la recolección llegará en 4 ó 5 meses.
  • HABAS Y JUDÍAS: Las habas, judías y en general las leguminosas (como también los guisantes) aportan a nuestra dieta hidratos de carbono, fibras y minerales. La presencia de fibras facilita la movilidad intestinal y evita el estreñimiento. Lo más interesante a nivel de su cultivo es que, con la fotosíntesis, son capaces de devolver muchos nutrientes a nuestro sustrato, por lo que son ideales para cultivar en recipientes en donde hayamos tenido durante el verano otras hortalizas muy voraces y consumidoras de nutrientes como los tomates, los pepinos o las berenjenas. Las habas hay que separarlas unos 30 centímetros, mientras que las judías unos 40 ó 50. Las primeras se recolectan a los 4 ó 5 meses mientras que las judías a los 2 ó 3 meses. Cuidado con el riego, ya que las habas requieren de un riego suave y constante, para mantener humedad en el sustrato, mientras que las judías hay que regarlas sólo dos veces por semana.

huerto_urbano_octubre

 COMPATIBILIDADES

  • AJO: compatible con las acelgas, la escarola, la lechuga o las zanahorias. Incompatible con el brócoli, los calçots, la cebolla, la col, los guisantes, las habas y las judías. (las compatibilidades del CALÇOT son muy similares, simplemente tener en cuenta que ajo y calçots no se pueden plantar juntos)
  • HABAS: compatible con las espinacas, la col y la lechuga. Incompatible con guisantes y judías.
  • JUDÍAS: compatible con espinacas, acelgas, brócoli, col y lechugas. Incompatible con el ajo, las cebollas, los guisantes y las habas.

Formado en comunicación y turismo, fue en el sector turístico donde precisamente comenzó a apreciar la necesidad de un giro a la hora de viajar y practicar turismo. Considera que un viaje responsable no sólo se reduce a una adecuada práctica medioambiental, sino que debe resumir todas las habilidades que se suponen implícitas a las buenas relaciones personales, aunque no siempre es así. Tal vez resulte paradójico pensar que todo viaje debe convertirse en un intercambio social y cultural, pero... ¿por qué no intentarlo? Con experiencia profesional contrastada en medios de comunicación y en entidades públicas y privadas dentro del sector turístico, es uno de los fundadores de Ecotumismo y lleva la gestión editorial y coordinación de proyectos desde su puesta en marcha en 2009. En esta última etapa de su vida profesional ha adquirido experiencia nacional e internacional en el marco de proyectos vinculados al turismo responsable trabajando como consultor freelance a través de Ecotouristing. Además ha adquirido un notable conocimiento de la realidad actual del sector del turismo rural en España, gracias a su trabajo como responsable de comunicación y coordinación de proyectos con la Fundación Ecoagroturismo. A principios de 2013 se ha incorporado al equipo del portal de turismo temático Turinea para dar soporte en tareas de comunicación y marketing, además de desarrollar el proyecto Rutas turísticas y Paisajes Sonoros. Una innovadora iniciativa para poner en valor una red de rutas turísticas basadas en experiencias sensoriales etnográfico-culturales y ambientales, con la premisa de fomentar un tipo de turismo responsable y sostenible. Se enfatizará el carácter innovador del proyecto a través de herramientas sonoras al servicio de las nuevas tecnologías, que servirán como elemento clave de conservación cultural, como instrumento de promoción y como hilo conductor de las diferentes propuestas.

Comentarios

  1. henry torrelio bonetta dice: octubre 6, 2012 at 2:52 pm

    Señores Ecotumismo: empiezo con una sincera felicitación por el artículo,pero,les pido (para otros) informar definiendo si la plantación de algunas, es posible en “recipiente” o solo en terreno. Sabemos que no es posible pensar como antes en “tierras inútiles” y hay que dedicar la pequeña parte “libre” del patio o la terraza para producir algo. Yo estoy en el emisfério sur y debo tener en cuenta ese caso como ejemplo para los que están en la misma situación. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

©Asociación Ecotumismo, Turismo Responsble y Sostenibilidad - Derechos reservados - Aviso Legal - Política de privacidad